Haití: diez años después del terremoto

Haití Terremoto
Puerto Príncipe tras el terremoto del 12 de enero de 2010 | UN Photo/Logan Abassi UNDP Global

el DiarioSolidario

Un  terremoto de dos minutos y 7,3 grados en la escala Richter arrasó Haití ahora hace diez años. Entre 250.000 y 316.000 personas murieron o se encuentran todavía desaparecidas, un número similar resultaron heridas y aproximadamente 1,5 millones de ciudadanos perdieron su hogar y otros bienes materiales. El sismo pasará a la historia como la mayor tragedia natural del hemisferio occidental.

Tras lo ocurrido, el mundo no dudó y se volcó en su ayuda. Se calcula que se recogieron donaciones por un montante de 13.300 millones de dólares para la reconstrucción del país, que en muchos casos han desaparecido en las manos de la corrupción. A día de hoy, Haití, es el país más pobre de América; los haitianos sobreviven con dos euros al día, y la sanidad y gran parte de la educación es privada. Además, más de cuatro millones sufren inseguridad alimentaria aguda, consecuencia de la prolongada sequía y los impactos de los huracanes Matthew (2016) e Irma (2017). Por si fuera poco, más del 93% de la superficie de Haití y más del 96% de su población corren el riesgo de exponerse a dos o más peligros, siendo el quinto país del mundo de exposición al riesgo.

Crisis social

Según datos del gobierno, en la actualidad todavía 40.000 personas que habitan en campos de tiendas, ubicados en rincones olvidados. Aunque, según denuncian las ONG, en Puerto Príncipe se encuentra Canaan, un territorio de chabolas y casas de hojalata que acoge a alrededor de  400.000 personas.

En 2018 la crisis social y política en Haití se agudizó y la población salió a las calles para exigir que se cumplieran sus derechos ante unas medidas de gobierno que poco han aliviado su situación. Las manifestaciones se tornaron violentas, extendiéndose hasta finales de 2019, lo que ha traído como consecuencia que cerca de mil personas hayan sido heridas gravemente, y un resentimiento en la maltrecha economía del país que cuenta con una inflación desmedida, falta de suministros y agravamiento de la crisis alimentaria. A día de hoy, continúa la crisis sociopolítica y se prevén más revueltas, al no haberse encontrado una solución que dé salida a los problemas sobre los que la población viene protestando en el último año y medio.

Mejorar la educación

En la actualidad una veintena de ONG españolas se encuentran trabajando en el terreno. Entre las mismas Entreculturas y Farmamundi. Después de diez años del terremoto que arrasó Haití y a tres años del huracán Matthew, Foi et Joie (Fe y Alegría) Haití y Entreculturas trabajan conjuntamente para acortar la brecha que coloca a cerca de un 50% de niños y niñas haitianas, en edad de escolarización, fuera de las aulas de clase, y a uno de cada dos haitianos y haitianas de 15 años o más sin alfabetizar, según el último informe (2018) de la ONU. Estas cifras resultan paradójicas si tenemos en cuenta que Haití fue pionero en la región en la promulgación de una Ley de Educación Obligatoria.

Actualmente, ambas ONG llevan a cabo, además, siete proyectos de cooperación, ayudando a mejorar la calidad de vida de cerca de 11.000 personas entre las que se incluyen alumnos y alumnas, profesorado y sus familiares. Cabe reseñar que cerca del 90% de la educación es privada, y el valor añadido de las organzaciones es aportar al sistema educativo estatal la oferta de escuelas públicas en zonas muy afectadas o desfavorecidas. Una de estas acciones es asumir el pago de salarios del personal docente y su formación, ante el incumplimiento del compromiso del Ministerio de Educación de Haití y como parte de la apuesta institucional para garantizar una educación de calidad a niños, niñas y jóvenes de nuestros centros educativos.

Noticia relacionada: Haití, Guatemala y Colombia, clave para reducir el hambre en América Latina

Plan integral de gestión de riesgos

Farmamundi colabora con la ONG local Mosctha. ambas organizaciones han conseguido mejorar la salud y la calidad de vida de más 40.000 personas de forma directa a través de siete proyectos. En los últimos años trabajan en la implantación de un plan integral de gestión de riesgos para reforzar la capacidad de resiliencia en la salud de la población haitiana. También se insiste en la formación de promotores y creación de brigadas comunitarias voluntarias en zonas vulnerables para la gestión y prevención de riesgos, elaboración de guías y protocolos, así como el diseño de campañas de concienciación y educación. Por último, se incluye la dotación de kits de emergencia con botiquines de primeros auxilios, mochilas impermeables, gafas protectoras y cuerdas, entre otros enseres.

Otro gran objetivo ha sido la prevención del cólera, lo que ha ayudado al descenso paulatino de la enfermedad. Desde que comenzó la epidemia en 2010, Haití ha acumulado más de 820.000 casos de cólera y más de 10.000 muertes relacionadas con la enfermedad. Además del trabajo de atención sanitaria con clínicas móviles, se llevan a cabo talleres sobre salud preventiva, el buen uso y manejo del agua, instalación de sistemas de agua potable y campañas de saneamiento ambiental y limpieza.

Violencia sexual

En diciembre de 2019 un estudio de la revista ‘International Peacekeeping’ detallaba los abusos sexuales de los cascos azules de la ONU en el país. El documento relataba las violaciones a 2.000 mujeres y niñas en Haití, por parte de las fuerzas de paz en la isla entre 2004 y 2017. 265 niños fueron concebidos entre soldados y mujeres haitianas durante ese período. El informe denuncia casos de niñas de apenas 11 años que habrían sido abusadas por los militares enviados por la ONU, en algunos casos a cambio de monedas o de un plato de comida.

Amnistía Internacional también denunciaba en un trabajo previo que en los primeros 100 días posteriores al terremoto, se revelaron más de 250 violaciones.

Una situación que también involucró a la organización Oxfam cuando salió a la luz que miembros de su organización aprovecharon su misión humanitaria para organizar orgías con prostitutas a cargo de la ONG.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*