Latinoamérica no reduce los matrimonios infantiles

matrimonios-infantiles-latinoamerica

el DiarioSolidario

Las altas tasas de embarazo en adolescentes, las desigualdad de género y los riesgos que tienen las menores de sufrir algún tipo de violencia sexual, son las causas por las que en Latinoamérica no se han reducido el número de matrimonios infantiles y uniones tempranas en la última década.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), ha denunciado este hecho, apuntando que mientras en otras partes del mundo se ha registrado una disminución importante, especialmente en Asia meridional, donde han bajado del 50 al 30 por ciento, en la región latinoamericana se han mantenido sobre el 25 por ciento en los diez últimos años.

De seguir esta tendencia, Unicef estima que en el año 2030, Amércia Latina será la segunda zona del mudno donde se produzca el mayor número de matrimonios infantiles, por detrás de África subsahariana. Para acabar con esta tendencia, Unicef exige mayor inversión de la zona.

Los índices de matrinomio infantil en Latinoamérica contrastan con los obtenidos en Asia meridional. La región asiática siempre había mantenida una mayor prevalencia* en los matrimonios infantiles, sin embargo, actualmente está logrando reducirlos de manera progresiva y acelerada.

Falta de oportunidades

Unicef, también ha destacado que otras causas que impiden reducirlos son la falta de oportunidades para la mujer, la pobreza, algunas creencias religiosas y vacíos legislativos de algunos países.

A pesar de que la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948), recoge que el consentimiento no puede ser “libre y completo” cuando una de las partes no es suficientemente madura, más de 700 millones de mujeres contraen matrimonio al año, siendo Níger donde mayor prevalencia se registra, un 76 por ciento.

*Prevalencia: es el porcentaje de mujeres de 20 a 24 años de edad que se casaron o se unieron maritalmente antes de los 18 años.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

 

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*