Melilla, diagnóstico de una sanidad desbordada

Melilla, sanidad desbordada

el DiarioSolidario

Melilla sufre el síndrome de un sistema sanitario desbordado. Una sanidad infrafinanciada en comparación con el resto de España. Servicios de atención primaria y especializada sin suficientes recursos humanos y técnicos; y con los valores más altos de utilización de los servicios de urgencias.

Médicos del Mundo afirma, en su informe: Melilla: Diagnóstico de una sanidad enferma, que el enclave cuenta con un sistema sanitario de carácter eminentemente reactivo, en lugar de preventivo. Melilla tiene las tasas más bajas de España en cuanto a visitas en Atención Primaria (AP) y especializada (AE), mientras que, simultáneamente, cuenta con los valores más altos de utilización de los servicios de urgencias.

A pesar de la juventud de su población, se constata que Melilla tiene algunos de los indicadores sociosantiarios más bajos del Estado español: la mortalidad infantil y perinatal doblan a la media española; y en esperanza de vida, la ciudad ocupa el último lugar.

Urgencias desbordadas

En los sistemas de salud modernos, la Atención Primaria ataja enfermedades en su fase temprana, al tiempo que actúa de filtro y evita la saturación de las urgencias. En el caso de Melilla, el sistema tiene una clara debilidad en estos puntos. Tanto los servicios de Atención Primaria como el de Atención Especializada cuentan con recursos humanos y técnicos insuficientes, debido al presupuesto que destina el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA).

En este contexto tiene lugar, la exclusión sanitaria de las personas extranjeras en situación irregular que provoca que solo puedan recibir atención a través de unas urgencias ya sobreutilizadas. En Melilla aún sigue sin implementarse el nuevo RDL 7/2018 sobre acceso universal al Sistema Nacional de Salud.

“Las cifras desmienten el minto de que las personas migrantes saturan los servicios: el porcentaje de atenciones en las urgencias del hospital de Melilla atribuibles a migrantes irregulares se sitúa en un 9,63%”, afirman desde Médicos del Mundo.

La realidad poblacional

La inadecuación entre los recursos sanitarios y la realidad poblacional y asistencial de la ciudad autónoma contribuye también a un sistema debilitado, ya que mientras la población oficial de la ciudad es de 86.000 habitantes, las personas que “de hecho” viven son 102.000. Desde el punto de vista de la gestión y la eficacia de los sistemas de salud, es conveniente planificar los recursos y servicios sanitarios teniendo en cuenta la población real a la que se va a dar cobertura.

En Melilla el gasto sanitario per cápita se sitúa aún muy por debajo de la media nacional.

Que exista una tasa de población que vive de manera estable y, sin embargo, permanezca invisible es debido a la imposibilidad de empadronarse si no se está en situación administrativa regular. Situación que contradice lo establecido en la Ley de Bases del Régimen Local en su artículo 15.

Médicos del Mundo propone a las autoridades sanitarias mecanismos alternativos al padrón que permitan a las personas acreditar su residencia. Certificados de escolarización de los hijos e hijas o facturas relacionadas con la vivienda, podrían emplearse.

Propuestas y soluciones

Melilla: Diagnostico de una sanidad enferma ofrece propuestas para reforzar el sistema sanitario de la ciudad. La asociación cree que es prioridad actualizar y reforzar la Atención Primaria con equipamiento, plantilla y capacidad de respuesta, así como ampliar las infraestructuras, para aliviar la presión en los servicios de urgencias.

Médicos del Mundo anima a la revisión y actualización del borrador de Plan Estratégico del INGESA para Melilla con las aportaciones de los sectores y actores implicados, reforzando su carácter intersectorial.

Entre otras recomendaciones, la organización cree importante la gestión de un acuerdo marco de colaboración con el Servicio Andaluz de Salud, que establezca protocolos de derivación de pacientes y evacuaciones urgentes en casos imprescindibles. Además, habría que incrementar la colaboración transfronteriza con el sistema sanitario de la provincia de Nador con, eventualmente, algunas actuaciones conjuntas en materia de Salud Pública y para ordenar y protocolizar las posibles derivaciones e intercambio de información.

Además, consideran crucial priorizar la apertura del Hospital Universitario, en construcción desde 2009, con el fin de llegar a más población y hacerlo con más calidad. Para ello hay que pensar en fórmulas creativas que respondan a la actual realidad de la ciudad, muy diferente a la planificada hace diez años.

Médicos del Mundo recuerda a las autoridades sanitarias la responsabilidad de los estados de garantizar la plena efectividad de los acuerdos internacionales en materia de derechos humanos. Así como los compromisos asumidos en el marco de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, donde se incluye como Objetivo 3 alcanzar la cobertura sanitaria universal.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*