El 80% de los niños de Papúa Nueva Guinea en riesgo de sufrir transtornos tras el terremoto

Durante el próximo año, UNICEF necesitará casi 12 millones de euros para ayudar a los niños y las familias afectadas por el terremoto.

Terremoto-Papua-Nueva-Guinea
Terremoto de Papúa Nueva Guinea | Imagen de Dakoga dany

el DiarioSolidario

Los niños de Papúa Nueva Guinea que hayan sufrido algún tipo de trauma corren mayor riesgo de padecer retraso en su desarrollo, sufrir trastornos de salud mental, depresión, ansiedad, autolesionarse o suicidarse. Así lo ha explicado la representante de UNICEF en el país, Karen Allen, quien manifestó que “el daño psicológico entre los niños no debe pasarse por alto. Puede tener un impacto negativo en el desarrollo del cerebro de los niños, la salud mental y el bienestar general en el largo plazo “. Estas palabras vinieron precedidas de una radiografía sobre la situación de los niños en el país, en la que destacó que los niños aún deben enfrentarse al miedo, a la pérdida de familiares, confusión, separación familiar, condiciones deterioradas y la interrupción de las actividades sociales y escolares tras el terremoto de hace un mes.

Antes del terremoto

Lamentablemente para los niños del país, datos obtenidos anteriores a los terremotos, ya indicaban que Papúa Nueva Guinea tiene algunas de las tasas más altas de violencia en la región de Asia y el Pacífico. En concreto, se estima que el 80 por ciento de los menores experimentan algún abuso emocional en su vida, y alrededor del 75 por ciento han denunciado abuso físico. Según un informe de la ONG Médicos Sin Fronteras al año son tratados 12.000 casos de violencia familiar y sexual en el Centro de Apoyo Familiar Tari en la provincia de Hela, la zona más afectada por el terremoto.

Ayuda necesaria

El Gobierno de Papúa Nueva Guinea estima que 270.000 personas necesitan asistencia urgente, incluyendo 125.000 menores, de los cuales entre el 15 o 20 por ciento, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), requieren apoyo psicológico.

Con el apoyo de UNICEF Australia, el Fondo Central de Respuesta a Emergencias de las Naciones Unidas y el Gobierno de Australia, UNICEF en Papúa Nueva Guinea está estableciendo 26 espacios amigables para los niños con el fin de proporcionar servicios de apoyo psicosocial a más de 14.000 niños en las áreas más afectadas de Hela y Provincias del sur de las Tierras Altas. Estos espacios son lugares seguros donde los niños pueden jugar, aprender habilidades para la vida y recuperar la sensación de normalidad. También se enviarán equipos de divulgación a las comunidades afectadas para organizar actividades recreativas, como música y deportes, e identificar a las personas que necesitan apoyo psicosocial.

Hasta la fecha, UNICEF ya ha entregado al país 23 toneladas de suministros de socorro, que incluyen tiendas de campaña y lonas, pastillas para purificación de agua y kits de higiene. Además, se han entregado unos 12.000 paquetes de alimentos terapéuticos y vacunas para proteger a 31.700 niños contra el creciente riesgo de brotes de enfermedades y desnutrición.

Instrucciones de donación y colaboración con el DiarioSoliarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

 

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*