El 10% de los niños que llegaron a Uganda fueron violados mientras huían del conflico del Congo

Mientras miles de refugiados congoleños llegan a Uganda cada semana, un nuevo informe de Save the Children estima que el 10% de los niños recién llegados fueron violados durante su viaje a Uganda.

Fotografía: Save the Children | Niño recién llegado a Uganda desde la RD Congo

Save the Children

El informe, que entrevistó a 132 niños refugiados de entre 10 y 17 años sobre sus necesidades de protección y educación, también descubrió que el hambre era el problema más importante al que se enfrentaban los niños en su viaje huyendo de la República Democrática del Congo (RDC), afectando al 81%. La enfermedad afectó a más de 1 de cada 2 niños (53%) en el camino, y una cuarta parte de los niños entrevistados dijeron que fueron atacados por grupos armados mientras huían (27%).

El Director de Respuesta de Emergencia de Save the Children en Uganda, Johnson Byamukama dijo: “El conflicto en la República Democrática del Congo es una de las crisis olvidadas del mundo. Vemos niños refugiados que llegan a Uganda todos los días en una situación desesperada. Cada uno de ellos tiene una historia horrible que contar, incluida la violación, padres asesinados, y presencia de violencia extrema.

A pesar de la enorme necesidad, la crisis en la República Democrática del Congo y la respuesta de los refugiados en Uganda siguen careciendo de fondos suficientes. A mediados de este mes, los donantes en la conferencia sobre la República Democrática del Congo en Ginebra comprometieron casi un tercio de lo necesario para apoyar el Plan de respuesta humanitaria.

Save the Children está exhortando a los donantes a profundizar y aumentar de manera urgente los fondos para la crisis regional, incluidos los primeros auxilios psicológicos y el apoyo psicológico para los sobrevivientes de la violencia sexual. “El tamaño y la escala de esta crisis devastadora es difícil de entender, y sin embargo, el mundo no se ha dado cuenta. Es hora de que los donantes den un paso adelante. Uganda alberga ahora más refugiados que en cualquier otro lugar de África, lo que ejerce una enorme presión sobre los servicios básicos, especialmente la salud y la educación, y necesita más apoyo “, dijo el Sr. Byamukama.

Incluso después de llegar a Uganda, los niños siguen en riesgo de sufrir violencia sexual, y se han reportado numerosos incidentes en los asentamientos en las últimas semanas. Los entrevistados dijeron que el riesgo de violencia sexual era mayor cuando se recolectaba leña (42%); recogía agua (42%); o de camino a la escuela o mientras juegan. Según el informe, los niños señalaron que su mayor preocupación es no poder ir a la escuela, el hambre, el embarazo adolescente, la violencia sexual, los ataques, los secuestros y la falta de refugio.

Alrededor del 80% de los niños en edad escolar en el asentamiento Kyaka II en el oeste de Uganda no asisten a la escuela, lo que los pone en mayor riesgo de explotación, a pesar de que el 95% de estos niños dicen que quieren ir a clase. Solo el 9% de los niños entrevistados tenían la esperanza de estar de vuelta en su país de origen, República Democrática del Congo, en los próximos cinco años.

Para Byamukama: “Con muchos niños que ahora están fuera de la escuela por largos períodos y es probable que permanezcan en Uganda por algún tiempo, es vital que se proporcionen fondos para la educación a más largo plazo y programas de aprendizaje acelerado para ayudar a los niños a ponerse al día sobre el aprendizaje que se perdieron”.

Save the Children está estableciendo aulas y espacios seguros para educar y proteger a los niños, y trabajando con el gobierno ugandés para desarrollar un nuevo plan con el fin de mejorar la educación de los refugiados y las comunidades de acogida.

Además de estos desafíos, crecen las tensiones sobre la asignación de tierras en los asentamientos. A medida que llegan más refugiados a las zonas más desfavorecidas de Uganda, la cantidad de tierra asignada a refugiados más establecidos se reduce, lo que deja a las familias preocupadas de que no podrán cultivar alimentos.

En palabras del Director de Respuesta de Emergencia: “La falta de tierra está causando una sobrepoblación extrema, que representa un riesgo directo para la salud de miles de niños, mujeres y hombres que viven en condiciones difíciles. Solo en el asentamiento de Kyangwali, 43 personas han muerto de cólera desde mediados de febrero y hay otros 2.000 casos que requieren tratamiento“.

En lo que va del año, más de 73,000 refugiados han huido del horrible y creciente conflicto en la República Democrática del Congo hacia Uganda, incluyendo cerca de 2,800 niños no acompañados o separados.

donacion-el-diario-solidario

Banner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

 

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*