Uno de cada cuatro parados de larga duración de la Unión Europea reside en España

Parados de larga duración
Más de un millón de personas son parados de larga duración en España, el país con la cifra más elevada de la Unión Europea

Arrate Sarrionandia

España continúa siendo el país con un mayor número de parados de larga duración (dos años o más buscando empleo sin éxito) de la Unión Europea, según los datos del Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en Empleo. A pesar de la recuperación económica y la mejora de los datos de ocupación, más de un millón de personas se encuentran en esta situación, concretamente, el 32,4% de los parados españoles. Un dato superado solo por Grecia (50,4%), Italia (38,4%) y Bulgaria (36,8%).

El desempleo de larga duración afecta de forma cronificada a partir de los 44 años y, especialmente, a los perfiles con bajo nivel de estudios. El género también se posiciona como un factor desencadenante; la mujer lo sufre más debido a la conciliación familiar, según el estudio Laboratorio de Empleabilidad de la Fundación Santa María La Real. La investigación señala, además, que en el caso de las mujeres a partir de los 30 años ya aparece este tipo problemática.

Impacto en el bienestar y la salud de las personas

El desempleo de larga duración provoca efectos muy negativos sobre las personas que lo sufren. A corto plazo, la salud y el bienestar se ven afectados. Cerca de la mitad de los participantes en el Laboratorio de Empleabilidad de la Fundación Santa María La Real mostró síntomas de depresión.

Además, entre los desempleados de mayor edad puede desencadenar en exclusión social y pobreza material. La depreciación de su capacidad profesional es otro de los impactos más comunes que sufren los parados de larga duración, afectando a su desarrollo profesional y al nivel de sus salarios a lo largo de su vida laboral.  “Hay muchas personas que piensan que no volverán a encontrar trabajo” afirma la coordinadora del Laboratorio de Empleabilidad de la Fundación Santa María La Real, Laura Oncina.

Medidas para hacer frente al paro de larga duración

La experta destaca que la coordinación entre los diferentes agentes es clave para hacer frente a la desocupación de larga duración. Empresariado, Administración Pública y Tercer Sector han de actuar de forma conjunta dando respuesta a las necesidades reales y específicas del mercado laboral. De la misma forma, destaca que las intervenciones con este colectivo han de ser continuadas en el tiempo “no sirve con tres sesiones” y a poder ser grupales.

Noticia relacionada: Todas las Comunidades Autónomas suspenden en igualdad laboral

Los parados de larga duración han disminuido en todas las provincias españolas. Las reducciones más marcadas se han producido en Cantabria (caída interanual de 7,3 puntos porcentuales hasta el 28,3%), Cataluña (recorte de 6,1 p.p., hasta un 25,9%)  y Aragón (-5,6 p.p., quedando en 26,7%).  Mientras que Asturias (41,5%) y País Vasco (40,6%) son las únicas que superan el 40% de parados de larga duración.  Algo que demuestra la tendencia a la baja, ya que dos años atrás, en el segundo trimestre de 2017 eran diez las regiones con una tasa superior al 40%.

Comparativa Europea: más población, menor número de parados de larga duración

Pese a los evidentes progresos en desempleo de larga duración, la comparación con otros países europeos muestra claramente la necesidad de avanzar mucho más. Un dato significativo es que España es el país con más parados de larga duración, 1,1 millones, superando a Italia, un país con un 30% más de población. De la misma forma, Alemania con un 80% más de habitantes que España, tiene 381.400 parados de larga duración. Algo similar ocurre al comparar España con Francia y Reino Unido. En el país galo, con una población un 43% superior a España, hay 583.900 personas en situación de desempleo desde hace más de dos años. En Reino Unido, residen 185.100 parados de larga duración, el 14.1% del colectivo de desocupados.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

1 Comentario

  1. En España hace falta una legislación inteligente algo más dura con los Empresarios, para ir cambiando de cierto la mentalidad, que los viejos, ni visten a la Empresa ni producen igual. Ejemplo: Si de cada 10 cajeros de Supermercado, 2 tuvieran que ser mayores de 50 años, otro gallo cantaría. Se refugian en el cajero reponedor, ejemplo de cada 10 cajeros reponedores, 2 sólo cajeros y mayores de 50 años y si me aprietas 1 menor de 20 años. Es fáctible. Y no es el único puesto de trabajo que se puede aplicar. Es cierto que a una discoteca o una tienda de vaqueros no le puedes imponer esto, pero a una drogueria, ferreteria, panaderia, etc, sí. El público se iria acostumbrado a alguna persona de edad en los supermercados y así se comenzaría a cambiar una mentalidad en contra de las personas mayores, que hoy día existe en nuestro superficial país.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. ‘El Diario Solidario’ se hace eco de nuestro Laboratorio de Empleabilidad – Laboratorio de Empleabilidad
  2. Turismo comunitario: una alternativa para las comunidades rurales en Latinoamérica | DS

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*