Somos Comercio Justo

Foto: Fairtrade International

Coordinadora Estatal de Comercio Justo

Este sábado 12 de mayo se celebra el Día Mundial del Comercio Justo. Una jornada para reivindicar que es posible consolidar un modelo económico más humano y sostenible, que favorezca una vida digna para todos y todas. En nuestro país, las organizaciones de Comercio Justo queremos aprovechar esta celebración para recordar a la ciudadanía un mensaje muy claro: el consumo responsable contribuye a la reducción de la pobreza y a frenar el deterioro del medio ambiente.

Cuando hablamos de consumo responsable nos referimos, por un lado, a la importancia de realizar un consumo ajustado a nuestras necesidades reales, y así evitar prácticas de explotación laboral y el uso indiscriminado de los recursos naturales, siempre limitados. Por otro lado nos referimos también a la necesidad de optar por alternativas de producción que garanticen el respeto a los Derechos Humanos de los trabajadores y trabajadoras, y sean respetuosas con el medio ambiente.

Vamos a analizarlo con algunos datos significativos: el último informe del PNUD concluye que el 70% de los alimentos que consume la población mundial son producidos por pequeñas organizaciones agricultoras con explotaciones de menos de 2 hectáreas. Pero, paradójicamente la mayoría de quienes trabajan en este sector malviven en la pobreza. Apostar por el desarrollo de estas pequeñas organizaciones productoras no es sólo una cuestión de justicia sino que también contribuye a la reducción de la pobreza y la desigualdad globales.

Por otro lado la degradación de la tierra, la disminución de la fertilidad de los suelos y el uso insostenible del agua están disminuyendo la capacidad de los recursos naturales para suministrar alimentos. Según informes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, en los últimos 30 años debido al calentamiento global se ha producido una reducción significativa en la producción de maíz, trigo y otros cultivos importantes, situación que pone en riesgo la soberanía alimentaria de los pueblos. De esta manera, podemos concluir que es más que necesario optar por alternativas de producción que frenen el cambio climático y eviten el deterioro de la tierra.

Este mensaje que las organizaciones de Comercio Justo venimos defendiendo y repitiendo desde hace años, ahora también lo destaca Naciones Unidas. En sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, que ha establecido conseguir antes del 2030, señala el consumo responsable y la producción sostenible como dos aspectos necesarios para reducir la pobreza y la desigualdad y contribuir al desarrollo sostenible.

Estamos pues ante un cambio posible, ante un cambio necesario en nuestro mundo. Y en este cambio todos y todas tenemos nuestro papel, también los ciudadanos y ciudadanas, no solo a través del consumo, sino también con otras acciones como la participación en el movimiento del Comercio Justo, difundiéndolo, colaborando como voluntarios-as, o sumándose a campañas y otras iniciativas de denuncia y movilización social.


Para difundir estos mensajes, las organizaciones de Comercio Justo han convocado actos de carácter reivindicativo y también lúdico en más de 50 localidades. Aquí podéis consultar la agenda completa. Además, animamos a la ciudadanía a participar en la campaña #SomosComercioJusto y así mostrar en las redes sociales su compromiso con el mundo que todos y todas necesitamos, con un mundo más humano, sostenible y vivible.


el DiarioSolidario es un periódico participativo.

Si estás interesado en escribir un artículo de opinión, contáctanos.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

 

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*