UNICEF alerta que 3 de cada 4 niños en Sudán del Sur solo conoce la guerra

ayuda-niños-sudan-del-sur-unicef

el DiarioSolidario

Sudán lleva décadas luchando por su desarrollo, con sus niños sin escolarizar, muchos de ellos con desnutrición y vulnerables ante las enfermedades, el abuso y la explotación. Es su triste día a día hasta donde les llega la memoria a los sudaneses.

Pero lo peor no es eso. Lo peor es que sus perspectivas de presenten y futuro no son mucho mejores. Tras la independencia del país en 2011 y el estallido de una guerra civil solo dos años después, la violencia y el conflicto reinan en un país donde la situación empieza a ser insostenible.

“Sudán del Sur cumple siete años de su independencia mientras una guerra que parece interminable continúa devastando las vidas de millones de niños. Las partes beligerantes pueden y deben hacer más por recuperar la paz. Los niños de Sudán del Sur se merecen algo mejor”, señaló al respecto Henrietta H. Fore, directora ejecutiva de UNICEF, en su visita de principios de año a Juba, Ganiyel y Bentiu.

Se estima que en Sudán del Sur hay 19.000 niños trabajando como soldados, cocineros o mensajeros, y sufriendo abusos sexuales, en comparación a los 500 de cuando estalló el conflicto en 2013. En lo que va de año, 800 niños han sido liberados de grupos armados.

Sudán del Sur: desnutrición y falta de escolarización

Si hay un problema especialmente grave en Sudán del Sur, es el de la desnutrición. El porcentaje de personas que no sabe cuándo va a poder comer ha pasado del 35% en 2014 a casi el 60% en la actualidad, con varias zonas del país muy cerca de la hambruna, sobre todo durante la temporada de mayor escasez.

Las tasas de desnutrición se encuentran en niveles críticos: más de 1 millón de niños están desnutridos, incluidos 300.000 muy graves y en riesgo de muerte.

El conflicto también ha sacado a cientos de miles de niños de la escuela, y dañado, destruido ocupado o cerrado, 1 de cada 3 centros educativos en los últimos 5 años.

Sudán del Sur tiene ahora la mayor proporción de niños no escolarizados del mundo: más de 2 millones de niños, o más del 70% de los que deberían ir a clase.

Sudán del Sur: violencia ¿sin fin?

Más de 100 trabajadores humanitarios han muerto a causa de la violencia desde que comenzó la guerra en 2013, incluido un conductor de UNICEF.

El nacimiento del país más joven del mundo hace siete años desencadenó un retorno masivo de refugiados a su nación recién independizada. Sin embargo, desde 2013, más de 2,5 millones de personas, entre ellas más de 1 millón de niños, tuvieron que huir otra vez de la violencia para buscar seguridad en los países vecinos.

“La firma de un alto el fuego permanente entre las dos principales partes enfrentadas en Jartum el mes pasado, fue un paso positivo. Sudán del Sur fue el primer país que visité cuando me convertí en directora ejecutiva y vi por mí misma lo perjudicados que han salido los niños con esta guerra. No pueden más”, ha dicho Fore.

Ayuda a Sudán del Sur

Con la ayuda recibida de los donantes, UNICEF trabaja en 2018 bajo cuatro áreas, desnutrición, agua, salud, niños soldados y educación, cada uno de ellos con los siguientes objetivos:

Desnutrición: conseguir identificar y tratar a más de 200.000 niños con desnutrición aguda grave y proporcionar servicios de nutrición preventiva a más de 1 millón de madres y cuidadores de niños menores de 5 años.

Agua: suministrar acceso a agua potable y saneamiento a 800.000 personas.

Salud: vacunar a 3 millones de niños contra la poliomielitis; tratar a 700.000 niños por malaria, neumonía y diarrea; y proporcionar acceso a atención especializada en el parto a 20.000 mujeres embarazadas.

Niños soldados: liberar a más de 1.000 niños y reintegrarlos en sus comunidades.

Educación: proporcionar educación a 500.000 niños; construir más de 400 escuelas temporales; y formar a más de 15.000 miembros de la asociación de profesores, madres y padres.

Fuente: UNICEF

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

 

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*