Acusada de agresión la periodista y defensora de los derechos humanos Arroi Baraket

Arroi Baraket

el DiarioSolidario

La defensora de los derechos humanos, Arroi Baraket, se enfrentará en su audiencia del 22 de octubra a cargos agravados de agresión con “extrema violencia contra un funcionario público”. Mientras tanto, la denuncia presentada por la activista el 22 de septiembre de 2021 ante el fiscal en relación con la agresión violenta contra ella por parte de un agente de policía el 17 de septiembre de 2021 en Túnez aún no se ha tramitado.

Arroi Baraket es una mujer defensora de los derechos humanos y de la mujer en Túnez, periodista. También es la responsable de comunicación para Túnez de Minority Rights Group International (MRGI). Ha informado activamente sobre las protestas antigubernamentales desde diciembre de 2020 hasta las recientes manifestaciones que tuvieron lugar en septiembre de 2021 en la avenida Habib Bourguiba. Ha criticado abiertamente las políticas de seguridad del gobierno hacia las demostraciones pacíficas y legítimas.

Violencia policial

El 17 de septiembre de 2021, Arroi Baraket iba en un coche con dos amigos que volvían a casa cuando una patrulla de policía les dio el alto unos minutos después de que comenzara el toque de queda impuesto para responder a la pandemia del Covid-19. Después de firmar la multa, Arroi Baraket vio que había otros coches en la calle a los que no paraba la policía. Cuando empezó a filmar la calle, la puerta de su coche se abrió de golpe y un agente se lanzó sobre ella mientras le daba repetidos puñetazos e intentaba quitarle el teléfono. Aunque Arroi Baraket aseguró al agente que sólo estaba filmando la calle y no a la policía, el agente siguió atacándola hasta que le quitó el teléfono. Durante el incidente, la defensora de los derechos humanos insistió en que era periodista y tenía derecho a filmar en espacios públicos.

Posteriormente, Arroi Baraket se dirigió a los demás agentes presentes para presentar una queja por la agresión y exigió que le devolvieran el teléfono y que se pusieran en contacto con un abogado para que la acompañara a la comisaría más cercana, donde podría denunciar formalmente el incidente. Sin embargo, el agente siguió insultándola, intimidándola y fotografiándola, y se burló de ella utilizando un lenguaje misógino.

Esa misma noche, la activista, acompañada por su abogado, se dirigió a la comisaría del barrio de Al-Khadra con la intención de presentar una denuncia contra el agente. Al llegar, Arroi Baraket se enteró de que estaba siendo acusada y de que su reclamación como víctima había sido ignorada. A las 5 de la mañana del día siguiente, se presentó en la Fiscalía de Túnez como acusada. Tras ser interrogada por el fiscal general adjunto, fue puesta en libertad y se le dijo que se presentara ante la fiscalía el martes 21 de septiembre de 2021.

“Baile judicial”

Ese mismo día, Arroi Baraket declaró ante el fiscal general en el tribunal de primera instancia de Beb Bnet, Túnez. El fiscal consideró que existían irregularidades de procedimiento debido a que la denuncia de Arroi Baraket se presentó en la misma jurisdicción donde se produjo el incidente. Para garantizar una investigación imparcial, pidió que los procedimientos relativos a su caso se reiniciaran en una sede imparcial, en la guardia nacional de Bardo.

Noticia relacionada: La trata de personas se agrava en todo el mundo con la pandemia

En consecuencia, Arroi Baraket y los dos testigos acudieron a la guardia nacional y volvieron a prestar declaración. El 28 de septiembre de 2021, tuvo que presentarse de nuevo ante el fiscal general del tribunal de primera instancia de Túnez. El 30 de septiembre de 2021, se fijó su audiencia para el 22 de octubre de 2021. Por su parte, el 22 de septiembre de 2021, Arroi Baraket presentó su propia denuncia ante el fiscal general contra el agente de policía que la agredió.

“Lamentablemente, el caso de Arroi Baraket no es un incidente aislado, y se inscribe en una política de impunidad y en la cultura de acoso e intimidación de la policía en el país. Front Line Defenders y Minority Rights Group International instan a las autoridades de Túnez a retirar inmediatamente todos los cargos contra Arroi Baraket y a llevar a cabo una investigacióninmediata e imparcial del agente de policía que la atacó en represalia por haber filmado la calle con su teléfono”.

Mujer defensora y periodista

Las organizaciones Front Line Defenders y Minority Rights Group International creen que los cargos presentados contra Arroi Baraket están directamente relacionados con el hecho de que es una mujer defensora de los derechos humanos y periodista. A las ONG también les preocupa que los cargos contra Arroi Baraket formen parte de un patrón más amplio de acoso que sufren las activistas basado en la discriminación de su género. Además, en este caso, el uso de las fuerzas de seguridad del Estado para intimidar a las mujeres periodistas para que no desafíen la autoridad masculina.

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*