El complejo y largo camino para acabar con el matrimonio infantil en Bangladés

Bangladés matrimonios-infantiles-latinoamerica

el DiarioSolidario

Bangladés tiene la mayor prevalencia de matrimonios infantiles del sur de Asia, según Unicef. A nivel mundial, ocupa la octava posición. Hablamos de un país donde el 51% de las mujeres contrajeron matrimonio en su infancia. Actualmente, hay 38 millones de niñas casadas antes de cumplir los 18 años, 13 millones menores de 15 años. Pese a los avances, el Plan de Acción Nacional en 2018 es un ejemplo, el gobierno se ha propuesto acabar completamente con esta práctica para el año 2041.

La ONG BRAC presenta a Shefali Begum como un caso de matrimonio infantil. Una joven que hace poco, se casó. La estudiante de octavo curso vivía en la pobreza, y su familia decidió que era lo mejor para todos. A los 14 años, el matrimonio de Shefali significó que ya no podía asistir a la escuela. Las niñas suelen tener que asumir las responsabilidades domésticas después del matrimonio, y la escolarización pasa a un segundo plano.

El programa de Derechos Humanos y Servicios de Asistencia Legal de BRAC realizó una evaluación de campo en agosto de 2020, con 4.500 participantes que recibieron servicios de 298 de sus clínicas legales entre 2017-2019. En 298 subdistrictos, el 82% de los encuestados admitió que eran menores de 18 años en el momento de su matrimonio, aunque sus documentos mostraran que habían alcanzado la edad legal para contraer matrimonio. Esta evaluación concluyó que la magnitud de los matrimonios infantiles puede estar más extendida de aquello que muestran las cifras oficiales (los documentos para registrar un matrimonio pueden ser falsificados).

Certificado de excepcionalidad

El registro de un matrimonio infantil en Bangladés no tiene un proceso legal claro, “Si cualquier niña menor de 18 años se casa, entonces entra en el ámbito de la Ley de Restricción del Matrimonio Infantil de 2017, que prohíbe el matrimonio de niñas menores de 18 años”. Shahriar Sadat, BRAC.

La Ley de Restricción del Matrimonio Infantil de 2017 tiene una cláusula de excepción (Sección 19) que permite el matrimonio infantil en circunstancias excepcionales. Dicho matrimonio tendrá que ser certificado como “excepcional” por el tribunal y requiere el consentimiento de los padres. Esta ley depende en gran medida de los documentos que demuestren que la edad de la novia es superior a los 18 años.

“En la mayoría de los casos de matrimonio infantil, las partes implicadas no pueden completar el registro formal por falta de documentos que demuestren la edad legal de la joven. La pareja completa las formalidades religiosas y comienza a tener una vida conyugal, con la promesa de registrar el matrimonio cuando la niña cumpla 18 años”, añadió Shahariar.

En caso de separación, la novia infantil no puede presentar una demanda ya que el tribunal no acepta estos casos, porque los matrimonios no son legales y carecen de pruebas documentales. Si el matrimonio da lugar a que la chica se quede embarazada, entonces se queda sin soluciones para los derechos de manutención y herencia del niño. Estos son algunos de los ejemplos del vacío legal existente en la legislación de Bangladés.

Erradicación del matrimonio infantil

Desde la organización marcan el camino para poder erradicar el matrimonio infantil en 2030, siguiendo la línea de las ODS. Para ello remarcan tres puntos: dar relevancia a la agencia de menores; concienciación con los jóvenes, los progenitores y en particular con los padres, que son quienes toman las decisiones en este campo, y ofrecer protección social y económica a las familias que piensan en casar a sus hijas como mejor opción frente a la pobreza.

Noticia relacionada: Normal que no te parezca normal el matrimonio infantil

En 2020, el programa de concienciación de BRAC encuestó a 6.000 participantes en talleres de sensibilización. Se comprobó que los participantes evitaron 3.704 casos de violencia contra mujeres y niños. De esos 3.704 casos, 541 estaban relacionados con la prevención del matrimonio infantil en Bangladés.

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*