Una onda expansiva de inseguridad alimentaria afecta al Líbano, un año después de las explosiones en el puerto de Beirut

Beirut año después de la explosión
Explosión en Beirut, Líbano. Los restos de los silos de grano en el puerto de Beirut. Aunque la destrucción de los silos creó una aguda crisis de abastecimiento de alimentos en el país, la posición de los silos protegió partes de la ciudad de lo peor de la explosión. PMA | Malak Jaafar

el DiarioSolidario

Un año después de las explosiones que sacudieron Beirut, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas ayuda en la actualidad a una de cada seis personas en el país. Meses de colapso económico ha traído consigo que la mitad de los libaneses y casi la totalidad de la población de refugiados vivan en la pobreza extrema. La asistencia de la organización llega a 1,4 millones de ciudadanos, la cifra más alta de su historia en el Líbano, a través de ayuda alimentaria y efectivo.

“La explosión del puerto de Beirut no es sólo un recuerdo de algo que ocurrió hace un año. Es una realidad que aún persigue a la población del Líbano en todos los aspectos de su vida”, afirma el Representante del PMA y director nacional en el Líbano, Abdallah Alwardat.

Noticia relacionada: El abismo libanés

En estos 365 días, la moneda libanesa se ha desplomado hasta una quinceava parte de su valor anterior y la inflación ha puesto los alimentos fuera del alcance de gran parte de la población. Un ejemplo claro es que el precio de la cesta de alimentos del PMA -un conjunto de alimentos básicos que incluye aceite y lentejas- se ha quintuplicado desde el inicio de la crisis en octubre de 2019. Más del 90% de los refugiados sirios y cerca de la mitad de los libaneses sufren actualmente inseguridad alimentaria.

Mecanismos de ayudas en Beirut

Establecido tras la explosión del puerto de Beirut, el Mecanismo de Subvenciones al Sistema Alimentario (FSGF) del PMA en el Líbano es una herramienta nueva e innovadora para apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYME) afectadas por la crisis en todo el sistema alimentario libanés. Incluyen tiendas de comestibles, carnicerías, panaderías, tiendas de frutas y verduras, cafés, servicios de catering a domicilio y restaurantes. Establecimientos que garantizan la seguridad alimentaria de la ciudad.

El PMA ha prestado, además, apoyo a más de 200 empresas que se tambaleaban por el devastador impacto de la explosión de Beirut, entre ellas 53 propiedad de mujeres. Las compañías recibieron los recursos necesarios para cubrir los salarios de los trabajadores, rehabilitar los daños, hacer reparaciones, comprar nuevos equipos y reabastecerse de productos y materias primas.

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*