Cédric Herrou, cuando la solidaridad no es delito

Cédric Herrou

el DiarioSolidario

Cédric Herrou es un agricultor y activista francés, bautizado por los medios de comunicación como “el ferrocarril subterráneo francés” por asistir a más de 250 migrantes a cruzar la frontera entre Italia y Francia.

En 2015, Herrou comenzó a cruzar regularmente la frontera franco-italiana cerca de su granja para ofrecer ayuda a los refugiados que deseaban entrar en su país. En agosto de 2016, la policía le arrestó mientras transportaba ocho migrantes en su camioneta a través de la frontera. Después de concluir que la intención de Herrou era humanitaria, el fiscal francés en Niza se negó a presentar cargos. Desde su primera detención, Herrou ha sido llevado ante la justicia en diferentes ocasiones.

Herrou fue declarado culpable por primera vez el 17 de febrero 2017 por el juzgado penal de Niza, por facilitar la circulación, permanencia y entrada irregular de personas refugiadas y migrantes en el valle del Roya. El joven activista recibió una multa de 3.000 euros. Días antes, el 18 de enero, conjuntamente con su hermano y una tercera persona, la policía local los detenía por asistir a tres eritreos en cruzar la frontera. Dos días después les pusieron en libertad sin presentar cargos.

Principio de fraternidad

Su caso propició un cambio en la legislación francesa, tras la revisión por el Consejo Constitucional del delito de facilitación el 6 de julio 2018. El órgano dictaminó que las acciones de Herrou eran legales, ya que el principio de fraternidad en la constitución francesa “confiere la libertad de ayudar a otros, con fines humanitarios, independientemente de la legalidad de su presencia en el territorio nacional”.

Noticia relacionada: Alberto Curamil: el líder mapuche encarcelado ganador del Nobel Ambiental

“Aunque la ley incluye ahora una exención humanitaria, ésta no se aplica a los casos de “facilitación de entrada irregular” y no exige que haya beneficio material para el enjuiciamiento. “Los actos de solidaridad siguen estando criminalizados y la legislación francesa continúa en conflicto con el derecho internacional, pues castiga actos de solidaridad”, aseguran desde Amnistía Internacional.

“La causa contra Cédric Herrou es emblemática de cómo los actos de solidaridad se han criminalizado en Europa, por lo que la repercusión de la decisión de hoy se sentirá mucho más allá de esta sala, ha asegurado la investigadora de Amnistía Internacional, Rym Khadhraoui.

Finalmente, el 13 de mayo de 2020, el Tribunal de Apelación de Lyon anuló todos los cargos contra Herrou.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*