Llamamiento a la calma en Grecia

Grecia, crisis de refugiados

el DiarioSolidario

ACNUR pide calma y hace un llamamiento a que se rebaje la tensión que se vive en la frontera entre Turquía, Grecia y la Unión Europea ante el incremento de los desplazamientos de personas, entre las que se encuentran refugiadas y solicitantes de asilo.

“Todos los Estados tienen el derecho a controlar sus fronteras y gestionar los flujos y movimientos irregulares, pero al mismo tiempo deben abstenerse de emplear una fuerza excesiva o desproporcionada, y deben mantener sistemas para gestionar las solicitudes de asilo de manera ordenada”, aseguran desde la Agencia de la ONU para los Refugiados

En las últimas semanas, la intensificación de la violencia en el noroeste de Siria ha dejado más de 575.000 niños desplazados. De las miles de personas que se concentran actualmente cerca de Edirne y a lo largo de la frontera terrestre entre greco-turca, se estima que el 40% son mujeres y niños.

Suspensión del derecho de asilo

“Ni la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, ni la legislación de la Unión Europea en materia de refugiados establecen fundamentos jurídicos para la suspensión de la recepción de solicitudes de asilo”, aseguran desde ACNUR. En este sentido, el gobierno griego ha invocado el artículo 78(3) del Tratado de Funcionamiento de la UE (TFUE). La disposición no puede suspender el derecho internacionalmente reconocido a pedir asilo y el principio de no devolución, que también se encuentran recogidos en la legislación de la Unión Europea.

Los ciudadanos que entren de manera irregular en el territorio de un Estado no deben ser penalizadas si se presentan sin demora ante las autoridades para solicitar asilo.

En la frontera entre Turquía y la UE, ACNUR trabaja con socios nacionales, la Media Luna Roja, OIM y Unicef, evaluando la situación y distribuyendo asistencia humanitaria. Asimismo, entre los grupos allí presentes hay personas sirias, afganas, iraníes, sudanesas y de otras nacionalidades, que son  mujeres, niños, niñas y familias que llegan en condiciones precarias.

Tensión en Grecia

En Grecia, se han informado de la llegada en los últimos días de 1.200 personas a las Islas del este del Mar Egeo (Lesbos, Quíos y Samos). Una cifra superior a la media diaria registrada recientemente.

La muerte de un niño que se encontraba con cerca de 50 personas a bordo de un bote que volcó en la isla de Lesbos (Grecia), así como la de un joven fallecido también el lunes en la frontera norte durante un enfrentamiento con la policía griega, denotan la tensión en la zona.

Noticia relacionada: ¿Hasta cuándo, Europa? El abandono inhumano de los refugiados en Grecia

“Si bien la situación en las fronteras occidentales turcas y en Grecia, y los desplazamientos de varios miles de personas son motivos de preocupación, el desastre humanitario que se ha desencadenado en el noroeste de Siria y las enormes necesidades humanitarias que tienen unas 950.000 personas desplazadas internas en Idlib exigien una acción inmediata”, remarcan desde ACNUR.

Ataque racista

El domingo a la tarde voluntarios de la ONG vasca Zaporeak sufrió un ataque xenófobo en la Isla de Lesbos, cuando un grupo de  participantes de un reparto de comida regresaban de realizar este trabajo y fueron parados en un control. La agresión que ha dejado daños físicos y psicológicos, además del destrozo de la furgoneta, coches así como móviles y cámaras de fotos del personal.

Zaporeak, es una organización que aúna solidaridad y gastronomía y se dedica a alimentar y proveer de alimentos a refugiados bloqueados en Grecia, ha añadido que los atacantes se han ensañado también con las personas refugiadas que iban en el interior y que han vivido otro episodio de odio y venganza.

 

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

1 Trackback / Pingback

  1. La destrucción en Idlib en el décimo aniversario de la guerra en Siria | DS

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*