La escalada de la violencia en Tripolia deja escuelas destruidas y 115.000 estudiantes fuera de las aulas

escuelas en Libia atacadas

el DiarioSolidario

La reciente escalada de violencia en Trípoli, ha traído consigo la destrucción de cinco escuelas y 210 centros educativos cerrados. Más de 115.000 niños se han visto obligados a abandonar el colegio en Ain Zara, Abu Salim y Souq al Juma. En esta última localidad, al este de Trípoli, el 3 de enero, cuatro escuelas fueron atacadas lo que causó grandes daños y afectó a casi 3.000 estudiantes.

Los recientes ataques a instalaciones educativas y la inseguridad general en la capital de Libia y sus alrededores ponen en peligro la vida de los niños con solo ir a la escuela cada día.  “Ningún padre debería tener que elegir entre la educación de sus hijos o su seguridad. En lugar de ser espacios seguros para aprender y crecer, las escuelas en Trípoli se han convertido en lugares de miedo, denuncian desde Unicef”.

Los niños que no van a la escuela corren un mayor riesgo de violencia y reclutamiento para la lucha.

Derecho básico

“La educación es un derecho básico para todos los niños, incluso en áreas afectadas por conflictos. Los ataques a instalaciones educativas son una grave violación de los derechos de los niños, el derecho internacional humanitario y, así como, los derechos humanos. Del mismo modo, privar a los niños de la oportunidad de aprender tiene un impacto devastador en su bienestar y futuro, y, asimismo, en su bienestar emocional” evidencia desde el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

Noticia relacionada: Escuela Refugio: reivindicar el derecho a la educación en situaciones de conflicto

Por último, Unicef hace un llamamiento a las partes en el conflicto en Libia para proteger a los niños en todo momento, detener los ataques contra las escuelas y abstenerse de la violencia, incluidos los ataques indiscriminados contra civiles y la infraestructura civil.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*