Etiopía no saldrá de la pobreza mientras no acabe con el matrimonio infantil

Según un nuevo informe del Banco Mundial y el Centro Internacional de Investigación para la Mujer, la economía de Etiopía dejaría de perder miles de millones de euros si no hubiera matrimonio infantil.

etiopía-matrimonio-infantil

el DiarioSolidario

Desde un punto de vista económico, no moral, el informe “Impactos económicos del matrimonio infantil: informe de síntesis de Etiopía”, muestra el obstáculo que esta práctica supone para la erradicación de la pobreza y lograr, así, el crecimiento económico y la equidad. Si Etiopía quisiera salir de la situación económica por la que atraviesa, poner fin al matrimonio infantil debe ser un requisito indispensable.

La prevalencia del matrimonio infantil (matrimonio o unión antes de los 18 años) sigue siendo alta en Etiopía, afectando a una de cada tres niñas. Sin embargo, acabar con ella tendría efectos positivos, por ejemplo, mayor nivel educativo de las niñas y sus hijos, decrecimiento de la población, disponibilidad de las ganancias esperadas de las mujeres y mejor bienestar del hogar.

En Etiopía, aproximadamente cuatro de cada cinco partos tempranos (hijos de madres menores de 18 años) se atribuyen al matrimonio infantil. El informe estima que una niña que se casa a los 13 años tendrá, por lo general, un 24 por ciento más de hijos durante su vida que si se hubiera casado a los 18 años o partir de esa edad. De no existir, se podría reducir la tasa de fecundidad total en un 13 por ciento a nivel nacional, lo que llevaría a una reducción en el crecimiento de la población a lo largo del tiempo. Si fuese así, el informe plantea un escenario el año 2030, donde las ganancias para el país en bienestar anual, gracias a un mayor PIB per cápita debido a un menor crecimiento de la población, podrían alcanzar cerca de USD 5 mil millones.

Las novias menores son mucho más propensas a abandonar la escuela y a completar menos años de educación. Esto afecta, a su vez, a la educación de sus hijos. El informe asegura que mantener a las niñas en la escuela es una de las mejores maneras de evitar el matrimonio infantil y la maternidad temprana. En Etiopía, cada año de educación secundaria puede reducir la probabilidad de matrimonio infantil en seis puntos porcentuales.

El estudio también señala que el matrimonio infantil tiene un impacto negativo en la salud y el bienestar de las mujeres, incluso puede aumentar el riesgo de violencia en la pareja y afectar negativamente su bienestar psicológico. De poner fin a este tipo de matrimonios, se reducirían las tasas de mortalidad de los niños menores de 5 años y del retraso en el crecimiento de los hijos.

Otro beneficio importante de terminar con el matrimonio infantil sería un aumento en las ganancias esperadas de las mujeres en el mercado laboral. En parte porque tienden a abandonar la escuela una vez que se casan, las novias ganan en promedio menos que las que se casan más tarde. Las pérdidas en ganancias hoy para las mujeres en Etiopía debido a los matrimonios infantiles pasados se estiman en USD 1.6 mil millones.

Finalmente, el gobierno recortaría los ahorros presupuestarios en el costo de proporcionar educación básica, salud y otros servicios. En Etiopía, como en otros países, gracias al menor crecimiento de la población al poner fin al matrimonio infantil, se reduciría el costo para el gobierno de proporcionar servicios básicos, con mayores ahorros a lo largo del tiempo.

El estudio ha sido elaborado como parte de un programa de trabajo global financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates, la Fundación del Fondo de Inversión Infantil y la Alianza Global para la Educación.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

 

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*