El Gobierno en funciones desliza la posibilidad de multar al Open Arms

Open Arms

el DiarioSolidario

El Open Arms podría recibir una multa de hasta 901.000 euros por cometer una “infracción muy grave contra la seguridad marítima”, según la Ley de Puertos y Marina Mercante. Del mismo modo, Marc Reig, podría perder su título de capitán por un período de cinco años.

“El Open Arms no tiene permiso para rescatar. Lo sabe el capitán del barco y se lo recordó el ministro de Fomento”, ha asegurado esta mañana la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo. Aunque hay que recordar que el derecho marítimo obliga al auxilio de toda embarcación que se encuentre en situación de peligro.

“Los barcos de rescate de las ONG no reciben ningún tipo de aviso ni coordenadas de barcos que puedan estar en situación de emergencia”. Juan Medina, Ganador del concurso fotográfico, Premio Luis Valtueña

Asimismo, Calvo ha recordado que el propio fundador de la ONG, Oscar Camps, ha reconocido “cuáles son las condiciones del buque” y qué actividad puede realizar. “Tiene una autorización para ayuda humanitaria y esas son las condiciones en las que puede salir y puede operar”.

Desde enero hasta abril, el Open Arms estuvo retenido en el puerto de Barcelona por motivos de seguridad. El barco zarpó finalmente tras múltiples manifestaciones y muestras de apoyo de la sociedad civil, pero con la única misión de trasladar ayuda humanitaria a las islas griegas de Samos y Lesbos. Aunque, poco después, y por motivos humanitarios, decidieron poner rumbo hacia costas libias. En los primeros diez días de agosto, rescataron 163 personas. ¿Qué les hubiera ocurrido si el Open Arms no hubiera estado allí para rescatarles?

Desembarco en Lampedusa

Tras 20 días, los 83 migrantes restantes a bordo pudieron finalmente desembarcar tras la intervención del fiscal de Agrigento (Sicilia), Luigi Patronaggio, quien había ordenado, tras realizar una inspección del buque, su incautación y el descenso inmediato de los ocupantes.

Patronaggio investiga ahora si no se ha cumplido el artículo 328 del Código Penal italiano, que castiga con hasta dos años de cárcel al funcionario que haya omitido el cumplimiento de un deber que, “por razones de justicia o de seguridad pública, de orden público o de higiene y salud, debe ser cumplido sin retraso”. Todo apunta al ministro de Interior, Matteo Salvini.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

1 Trackback / Pingback

  1. El Open Arms trabaja para volver al mar | el DiarioSolidario

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*