Tribunal pakistaní prohíbe las pruebas de virginidad a mujeres violadas

Prohíbidas las pruebas de virginidad a mujeres violadas en Pakistán

el DiarioSolidario

El alto tribunal de Lahore ha prohibido la práctica de someter a las supervivientes de violaciones a pruebas de virginidad en un fallo sin precedentes en el país. “La prueba de virginidad no tiene base legal y “ofende la dignidad personal de la víctima femenina”, recogía la sentencia.

“La prueba de virginidad es altamente invasiva, no tiene ningún requisito científico o médico, pero se realiza en nombre de los protocolos médicos en los casos de violencia sexual”, aseguraba la Jueza, Ayesha Malik. Quien añadía:  “Es una práctica humillante, que se utiliza para arrojar sospechas sobre la víctima, en lugar de centrarse en el acusado y en el incidente de violencia sexual”.

En algunas regiones del mundo es frecuente que los profesionales de la salud realicen pruebas de virginidad a las víctimas de violación, supuestamente para determinar si hubo o no violación. Las pruebas suelen consistir en una inspección del himen para detectar rasgaduras o el tamaño de la abertura y/o en la inserción de dedos en la vagina (la prueba de “dos dedos”). Ambas técnicas se practican en la creencia de que el aspecto de los genitales femeninos puede revelar los antecedentes de actividad sexual de la mujer o niña. La OMS afirma que no hay pruebas de que ninguno de los dos métodos pueda probar si una mujer o niña ha tenido o no relaciones sexuales vaginales.

‘Víctima perfecta’

El veredicto es la culminación de una historia de activismo y se basa en el duro trabajo que el movimiento feminista ha realizado durante décadas. La prueba forma parte de una estructura más amplia del patriarcado que depende de la victimización de los personajes femeninos y perpetúa el mito de la ‘víctima perfecta'”, aseguraba  la abogada y activista, Nighat Dad.

Pese al triunfo, la sentencia, se aplicará sólo en el estado de Punjab. En Pakistán, las relaciones sexuales prematrimoniales siguen siendo un delito para hombres y mujeres, y conllevan una pena de cinco años de prisión.

“Las barreras que existen para que las mujeres denuncien los casos de violación son insuperables, pero este veredicto histórico contribuirá en gran medida a desmantelar esas barreras”, concluía Dad.

Noticia relacionada: “Cuando vi cómo a mi amiga, a la que casaron con siete años, su marido le había golpeado con un alambre de hierro, decidí actuar”, Hadiqa Bashir, activista pakistaní por los derechos de las niñas

La ONG Human Rights Watch denunciaba en octubre que los exámenes de virginidad habían sido durante mucho tiempo una parte rutinaria de los procedimientos penales en Pakistán. Basados en la suposición misógina de que una mujer “habituada a las relaciones sexuales” tiene menos probabilidades de sufrir una violación. La policía y los fiscales han utilizado los resultados para acusar a las víctimas de violación de relaciones sexuales ilegales y para tratarlas como delincuentes.

Pruebas de virginidad en 20 países

Las pruebas de virginidad tienen una larga tradición y se han documentado en al menos 20 países de todas las regiones del mundo. El informe de la ONU de 2018 recoge que además de en casos de violación, las mujeres y las niñas son sometidas a ellas, a menudo forzosamente, por varias razones, a veces a petición de los padres o de posibles pretendientes para determinar si son aptas para el matrimonio, o de empleadores, para establecer su idoneidad para el trabajo. Generalmente son realizadas por médicos, policías o líderes de la comunidad para evaluar la virtud, honor o valor social de mujeres y niñas. En algunas regiones es frecuente que los profesionales de la salud realicen pruebas de virginidad a las víctimas de violación, supuestamente para determinar si hubo o no violación.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*