Save the Children pide acceso urgente de ayuda humanitaria para atender a las familias sirias desplazadas en Deraa

el DiarioSolidario

Save the Children pide un alto el fuego y el acceso urgente de ayuda humanitaria para atender a los niños desplazados por los enfrentamientos en Deraa, en el suroeste de Siria. Decenas de miles de civiles han sido desplazados a Quneitra en la frontera con los territorios ocupados de los Altos del Golán y partes de Deraa Occidental bajo el calor del verano.

Las necesidades humanitarias entre las comunidades desplazadas son enormes. Hay una gran escasez de tiendas de campaña y colchones, agua potable, alimentos y atención médica. En medio de temperaturas de hasta 45 grados, varios niños han muerto por deshidratación, insolación y mordeduras de escorpión, según la ONU.

Actualmente, Jordania o Israel no tienen acceso humanitario transfronterizo, y ninguna ayuda ha podido llegar a estas áreas desde otras partes de Siria. Los trabajadores humanitarios sirios que fueron desplazados están haciendo todo lo posible para proporcionar apoyo para salvar vidas, pero están trabajando con suministros limitados e inseguridad.

Las organizaciones contrapartes de Save the Children siguen respondiendo en zonas del oeste de Deraa y la organización está ampliando una respuesta de emergencia a corto plazo en Quneitra, proporcionando suministros de ayuda y apoyo psicosocial, nutrición y educación informal para niños.

Según Caroline Anning, responsable de incidencia política para Save the Children en Siria, “el desplazamiento creado por la violencia en Deraa en las últimas semanas es el más alto que hemos visto en un corto espacio de tiempo desde que la guerra comenzó hace más de siete años. Los niños todavía están atrapados en áreas con fuertes combates, y miles de personas desplazadas necesitan ayuda urgente para salvar sus vidas.

“Decenas de miles de familias desplazadas están dispersas en áreas fronterizas remotas donde apenas hay árboles para protegerlos del sol abrasador. Las organizaciones con las que trabaja Save the Children están distribuyendo suministros de primeros auxilios de emergencia y nos dicen que la situación es grave, con padres desesperados que luchan por salir adelante. No hay tiendas, baños o agua corriente y todos están agotados, tanto física como mentalmente. Muchos niños muestran síntomas de insolación y las personas están enfermando al verse obligadas a beber agua sucia de las tuberías de riego”.

“Es vital que las partes en el conflicto y los estados vecinos faciliten el acceso a la ayuda humanitaria a través de las fronteras, se comprometan a proteger a los civiles y trabajadores humanitarios y dejen de atacar devastando áreas civiles e infraestructuras como escuelas y hospitales”.

Fuente: Save the Children

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

 

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*