La sequía amenaza con una nueva crisis de desplazados en Somalia

Sequia Somalia

el DiarioSolidario

“Una vez más, Somalia se enfrenta a la perspectiva de una grave sequía. Los recursos de agua y pastos se agotan cada día y hacen que la gente abandone sus hogares con su ganado en busca de mejores condiciones. Nos preocupa que la sequía, unida al conflicto, pueda provocar niveles récord de desplazamientos este año”, asegura el director del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) en el país, Mohamed Abdi.

Las predicciones de Abdi se basan en datos claros. 112.000 somalíes desplazados en los tres primeros meses de 2021. El 34% debido a la sequía. 50 distritos experimentan actualmente niveles de sequía entre moderados y graves. Las regiones más afectadas son el Bajo Juba, el Medio Juba, Gedo, Mudug, Nuugal, Bari, Toghdheer y Sool, que sufren actualmente una grave escasez de agua para uso doméstico, para el ganado y para la producción agrícola. Las ONG denuncian que la situación llevará al país a niveles récord de migración. En la actualidad decenas de miles de personas se encuentran sin agua y sin medios de subsistencia.

En 2020, más de un millón de personas se vieron desplazadas por las inundaciones, el conflicto y la sequía. Las cifras más altas registradas desde 2016, según datos de la Red de Protección y Seguimiento del Retorno (PRMN). La última vez que se dio un caso similar en Somalia fue en 2017, cuando la sequía asoló el país y causó un sufrimiento e incertidumbre generalizados.

En Somalia, el impacto de la sequía es paralelo al de las inundaciones en otras partes del país. Los recursos hídricos y los pastos se están agotando en la mayoría de las zonas de pastoreo afectadas, lo que ha provocado una migración anormal del ganado y de las comunidades.

¿Solidaridad internacional?

El llamamiento de ayuda de la ONU para Somalia en 2021 busca 905,71 millones de euros para ayudar a cuatro millones de personas en situación de extrema necesidad. Como consecuencia de la inseguridad generalizada, los desastres climáticos recurrentes y el impacto económico indirecto de Covid-19.

Noticia relacionada: La hambruna a las puertas de África

Hasta ahora se ha donado alrededor del 13% del llamamiento de ayuda a Somalia. Lo que no es ni mucho menos suficiente para mantener a la población mientras lucha contra la sequía y otras múltiples crisis. La comunidad internacional no debe dar la espalda a los somalíes, especialmente a las comunidades de pastores, que son las más afectadas. Debemos hacer todo lo posible para evitar otro ciclo de sufrimiento en Somalia”, dijo Abdi.

Impacto de la pandemia

Según la OMS, el 20% de la población de Somalia sufrirá los efectos directos e indirectos de la pandemia en 2021. Asimismo, la pandemia de Covid-19, junto con otras enfermedades transmisibles y un brote de cólera, seguirán afectando a los somalíes más vulnerables y pondrá a prueba el ya débil sistema sanitario.

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*