#SOSMoria: el último llamamiento para poner a salvo a los refugiados del Covid19

#SOSMoria

el DiarioSolidario

“Como médicos en Europa, hacemos un llamamiento a los líderes de nuestros gobiernos y de la Unión Europea para que pongan a salvo inmediatamente a los refugiados que se encuentran en campos en Grecia”. Así comienzan su petición los médicos holandeses Sanne van der Kooij, ginecólogo, y el médico de familia, Steven van de Vijver. La iniciativa #SOSMoria se lanzó la semana pasada y desde entonces más de 6.700 profesionales sanitarios y 46.700 ciudadanos se han sumado.

Es una ilusión pensar que un brote de Covid-19 en estos campos podría mantenerse bajo control. 40.000 personas viven en unos pocos kilómetros cuadrados. Sólo hay un puñado de médicos presentes. Muchos niños y adultos ya se encuentran afectados por traumas físicos y mentales, continúa el comunicado desde #SOSMoria

Covid-19 en los campos

Desafortunadamente, el tiempo les ha dado la razón a los médicos. La enfermedad ha sido detectada en los campos de Malakasa y en Ritsona. Malaska ha sido el primero de los 30 campos puesto en cuarentena, el pasado domingo, horas después de que un refugiado afgano comenzara a mostrar síntomas del virus. Ritsona, a 75 kilómetros al noreste de la capital, cerró las puertas después de que 23 solicitantes de asilo africanos dieran positivo el jueves.

Noticia relacionada: Grecia: 40.000 migrantes abandonados

Las instalaciones en Lesbos, Samos, Chios, Leros y Kos – son espacios claros de contagio. En la actualidad se supera en seis veces su capacidad. El distanciamiento social y otras medidas recomendadas de precaución son imposibles.

“Se va a necesitar una fuerza sobrehumana y mucha suerte ahora para detener este virus potencialmente letal que penetra en los campamentos de las islas”, dijo. “En este momento, diría que es casi imposible que no suceda”, asegura Steven van de Vijver, que recientemente había pasado dos semanas de trabajo en Moria, centro de detención de Lesbos.

“Sería un milagro y es peligroso esperar que los milagros sucedan. El Coronavirus no respeta fronteras ni alambres de púas. La gente, los trabajadores de los campos, entran y salen todo el tiempo, y con ellos el riesgo del virus”, concluye el doctor.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

1 Trackback / Pingback

  1. Los niños refugiados extranjeros olvidados de Al Hol | DS

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*