Liberia camina hacia la esperanza

el DiarioSolidario

En el día de ayer se celebró en Monrovia, capital del Estado, el acto de cierre de la Misión de la ONU en Liberia. En la ceremonia estuvieron el presidente del país George Weah y la vicesecretaria de la Organización, Amina Mohammed.

Liberia sufrió dos guerras civiles entre los años 1989 y 2003, costando la vida de 250.000 personas, en su mayoría civiles, y arrastrando al país a una situación incontrolable. Fue en octubre de 2003 cuando la misión de mantenimiento de la paz (UNMIL) se desplegó después de la firma del Acuerdo General en agosto de 2003. En aquél entonces, con unas instituciones incontrolables y una economía prácticamente inexistente, hacían del país un lugar imposible de gobernar.

Después de quince años, el país ha ido avanzando lentamente hacia la estabilidad general y ha afianzado instituciones como justicia y seguridad. Como recordó Amina Mohammed durante el acto, “hoy los liberianos disfrutan de la paz y la misión deja atrás un país que tiene un gran potencial para lograr la estabilidad duradera, la democracia y la prosperidad“. Además, la vicesecretaria quiso ceder al Gobierno liberiano la responsabilidad de continuar luchando contra la pobreza, el desempleo juvenil, el analfabetismo y la falta de infraestructuras básicas. Igualmente, no olvidó la situación de la mujer en el país, invitando a las autoridades liberianas a asegurar que las mujeres deben ocupar el lugar que les corresponden y que las chicas jóvenes tienen que desarrollar todo su potencial.

La Misión cesará oficialmente el 30 de marzo, pero Liberia seguirá recibiendo fondos de donantes y socios. Serán un total de diecisiete fondos y agencias de la ONU quienes liderarán el desarrollo del país. Con el acto de ayer, Liberia cierra quince años de una misión en la que han intervenido multitud de países, principalmente de los continentes africanos y europeos.

 

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*