La República Centroafricana silencia los casos de violencia sexual contra hombres y niños

El conflicto entre las fuerzas armadas y el ejército del gobierno ha empeorado la crisis humanitaria en el CAR

violencia-sexual-masculina

el DiarioSolidario

En la República Centroafricana (RCA), las fuerzas armadas controlan más del 70 por ciento de la región, y la violencia sexual en forma de violación, desnudez obligada, masturbación forzada y mutilación genital se utiliza como arma común en la zona de conflicto.

En octubre de 2017, Human Rights Watch documentó documentó 305 casos de esclavitud sexual cometidos contra 296 mujeres y niñas por parte de hombres musulmanes Séléka, grupos de milicianos cristianos y animistas.

Como resultado del conflicto entre los grupos armados, el ejército de la RCA y el personal de operaciones de la ONU, alrededor de 69.000 personas se desplazaron internamente en 2017. Normalmente, son las mujeres y niñas las víctimas de violencia sexual, pero según las historias compartidas por mujeres sobrevivientes, también los hombres y niños son violados bajo la “razón” de su supuesta pertenencia a otros grupos rebeldes. Sin embargo, estas violaciones ocurren por la falta de ley y orden en el país.

Un estudio reciente del All Survivors Project (ASP) en la RCA señaló un “patrón discernible de victimización sexual masculina que merece atención urgente”. Según los datos del proyecto, al menos en 162 casos, hombres y niños fueron sometidos a diferentes formas de violencia sexual por parte de miembros de grupos rebeldes no estatales como el Ejército de Resistencia del Señor y ex Séléka.

Para Keita Bocoum, una experta independiente sobre la situación de los derechos humanos en la República Centroafricana, las personas están “sufriendo cada vez más, en medio de una creciente sensación de inseguridad”. Y esto está sucediendo debido a la crisis humanitaria empeorada por los grupos armados.

Los estereotipos y la falta de notificación son los problema principales

Debido a razones de seguridad en el país, la documentación adecuada a presentar de los casos ocurridos de violencia sexual a hombres y niños es muy difícil de obtener. Además, el estigma social y los estereotipos también hacen que el tema sea complejo. Como los hombres que han sido violados son vistos como menos varoniles, ellos mismos no se atreven a denunciar. Por lo tanto, sin una documentación completa, resulta difícil frenar la victimización masculina.

En la República Centroafricana, las violaciones de los derechos humanos pueden detenerse poniendo fin al conflicto interno y reconstruyendo las instituciones, pero lamentablemente, hay un problema añadido, gobierno del país y ONU están trabajando en diferentes niveles por separado, lo que dificulta abordar cuestiones como la violencia sexual. Para la población del país es vital que ambas trabajen de la mano con estrategias multidisciplinarias.

Los trabajadores humanitarios suelen ser el primer punto de contacto de la población cuando lo necesitan, por lo que es necesario capacitarles adecuadamente, ya que pueden ayudar a informar los casos relacionados con el abuso a los hombres y niños. Igualmente, también policía y gendarmería necesitan ser sensibilizados y entrenados para recibir y documentar la violencia sexual contra todas las personas.

Actualmente no existe un precedente en el sistema de justicia penal de la RCA sobre delincuentes sexuales contra hombres, por lo que es necesario que la fiscalía especial del recientemente creado Tribunal Penal Especial para la República Centroafricana comience a investigar y enjuiciar la violencia sexual contra hombres para combatir y proteger también a la población masculina del país.

Fuente: Institute for Security Studies

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

 

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*