La realidad de los niños migrantes no acompañados en España

Niños migrantes en España
UNICEF

el DiarioSolidario

6.063 niños no acompañados han llegado por la frontera sur a España en 2018, cifra que durante los últimos dos años se ha incrementado en más de un 150%. La denominada primera puerta de Europa, ha recibido 65.300 llegadas de personas migrantes el año pasado.

Datos que han sido facilitados por Unicef Comité Español en el informe: Los derechos de niños y niñas migrantes no acompañados en la frontera sur española. El documento es el resultado de una investigación llevada a cabo en Melilla, Ceuta y Andalucía, y cuya situación ha sido calificada de “urgente” por el Comité de los Derechos del Niño.

“Al observar la realidad de primera mano, comprobamos que hay múltiples problemas, contradicciones y carencias, a veces muy relevantes, que llevan a la desprotección de los derechos de muchos de estos niños y niñas“, señala el presidente de Unicef Comité Español, Gustavo Suárez Pertierra.

Huyendo de la violencia

Actualmente, hay 13.012 niños migrantes no acompañados viviendo en el estado bajo tutela de las comunidades autónomas. Estas cifras constituyen las más elevadas para España desde que se ha constituido en país receptor de inmigración.

Menores que dejan su país por falta de futuro o huyendo de la violencia. Proceden mayoritariamente de Marruecos (68%), Guinea Conakry (8,4%), Argelia (5,2%), Malí (4,5%) y Costa de Marfil (3,5%).

“Son niños que no pueden comunicarse con nadie ni para decir a su familia que siguen vivos. Algunos tienen su salud mental cada vez más afectada y abandonan los centros solos o de la mano de mafias. No aguantan más viviendo hacinados, sin hacer nada, sin estudiar”, comenta directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Unicef Comité Español, Maite Pacheco.

Desde la agencia han visitado 20 centros de los sistemas de protección y acogida a migrantes, y entrevistado a niños y niñas no acompañados, jóvenes extutelados, así como a los actores clave de los distintos niveles políticos y administrativos territoriales y del poder judicial, sociedad civil, Defensorías del Pueblo y agencias de Naciones Unidas.

Más vulnerables

El informe refleja una situación paradójica: hay ocasiones en las que los menores entran en el sistema de protección y comienzan una etapa en la que pasan a ser cada vez más vulnerables.

“Retrasos, falta de recursos, procedimientos inadecuados, decisiones descoordinadas, escasa supervisión”… son factores que ocurren y perjudican a sus oportunidades y condiciones de vida de futuro, según Unicef.

Asimismo, han realizado un llamamiento a todos los partidos políticos para contribuir a la adopción de un Plan Nacional de Acción que garantice una protección total y efectiva y la plena integración social de los niños y niñas, conforme a los compromisos internacionales.

Cinco grandes desafíos

Por último, el informe ha detectado cinco grandes desafíos a los que se enfrenta España a la hora de dar respuesta a las necesidades de protección de los niños y niñas migrantes no acompañados:

  • La necesidad de que existan mecanismos de coordinación, basados en datos de calidad y accesibles, y en estándares comunes para todos los territorios (CCAA).
  • Que los procedimientos, a los que se ven sometidos estos niños desde su recepción hasta que alcancen la mayoría de edad, estén guiados por la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) y el interés superior del niño. Ponen como ejemplo, el procedimiento de determinación de la edad, que se basa casi exclusivamente en pruebas oseométricas, que tienen un amplio margen de error. Y se suele realizar sin las garantías jurídicas básicas, como la intervención de un abogado.
  • En los centros hay sobresaturación y hacinamiento, escasez de profesionales especializados, niños que acaban viviendo en la calle, retrasos en la escolarización, falta de un enfoque de género, etc. Necesdiad de adaptación del modelo de atención en los centros de protección se adapte a las necesidades.
  • La necesidad de fortalecer los mecanismos que supervisen el cumplimiento de los derechos de los niños no acompañados, sobre todo la supervisión que realizan las fiscalías (que son las encargadas de velar por el respeto de estos derechos) y la propia sociedad civil.
  • Conseguir la integración de los menosres más allá de la mayoría de edad con inversión a medio y largo plazo.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*