La paciencia se ha terminado en el Sáhara Occidental

Manifestacion pro Sáhara Occidental en Bilbao
Manifestación en solidaridad con el pueblo saharaui en Bilbao del 16 de noviembre | Mundubat

Antonio José Montoro Carmona. Coordinador General de la Fundación Mundubat

La paciencia se ha terminado en el Sáhara Occidental. El pueblo saharaui, después de 45 años de sufrimiento y olvido, ha decidido tomar su destino en sus manos y no esperar nada más de una comunidad internacional ciega, soberbia e incapaz. La paciencia ha llegado al límite. La comunidad internacional, confiada en la capacidad de aguante infinita que la vida en el desierto ha proporcionado a los hijos e hijas de las nubes, creía que el statu quo podía alargarse indefinidamente, que la ocupación ilegal del último Territorio No Autónomo de África permanecería a salvo de los vaivenes de la historia hasta convertirse en un hecho irreversible.

Comunidad Internacional

Se acabó el tiempo de la espera. Sesenta años después de la resolución 1514 de 1960 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en la que se llamaba a la descolonización de los pueblos oprimidos por el yugo de las potencias europeas. Cuarenta y cinco años después de la opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia de 1975 en la que se demostraba la inexistencia de ningún tipo de vínculo del pueblo saharaui con la monarquía marroquí. Treinta y dos años después del Plan de Arreglo firmado en 1988 entre el Frente Polisario y Marruecos, donde se incluía el alto al fuego permanente.

Se acabó el tiempo de la espera. Después de 29 años de absoluta inoperancia y dejadez de la Misión de Naciones Unidas para el referendo en el Sahara Occidental (MINURSO), cuyo mandato se ceñía a la celebración de un referéndum de autodeterminación a través del cual el pueblo saharaui pudiese expresar libremente su voluntad. Después de más de año y medio sin un Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para el Sahara Occidental.

Todos los gobiernos del periodo democrático, sin excepción, han apoyado, sin ningún tipo de vacilación, las tesis expansionistas de la monarquía alauita

Responsabilidad española y élites económicas

Como parte de esa comunidad internacional, el Estado Español tiene una responsabilidad muy especial. En tanto en cuanto actual potencia administradora del Sáhara Occidental, cuya cesión a Marruecos y Mauritania por los Acuerdos Tripartitos de Madrid en 1975 fue nula de pleno derecho, debería ser el actor más preocupado por el cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas y de la organización del referéndum de autodeterminación. Sin embargo, todos los gobiernos del periodo democrático, sin excepción, han apoyado, sin ningún tipo de vacilación, las tesis expansionistas de la monarquía alauita. Así, la violación de los derechos humanos del pueblo saharaui, la esquilmación de sus recursos naturales y el atropello de las normas básicas de convivencia pacífica han sido sostenidos y amparados por los principales partidos políticos desde 1978.

Desgraciadamente, no solo el poder político se ha posicionado al lado del opresor, en el sentido contrario del sentimiento absolutamente mayoritario de la sociedad española. Las élites económicas representadas en el IBEX-35, como Siemens Gamesa, Indra o Repsol, otras empresas como CEPSA o fondos de inversión tan importantes como Alantra, contribuyen con su actividad empresarial a sostener y viabilizar la ocupación ilegal del Sáhara Occidental. La provisión de hidrocarburos, la generación de energía destinada al funcionamiento de la mina de fosfatos de Phosboucráa, la venta de armas destinadas a la represión de la población civil o el robo sistemático del banco pesquero sahariano son solamente algunos de los ejemplos en los que el capital español se encuentra involucrado. El capital español, lamentablemente, ha unido sus destinos al régimen de ocupación.

“Han empujado al pueblo saharaui “al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”

A nivel europeo, no ha sido suficiente la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, que, en 2012, declaró ilegal el acuerdo comercial con Marruecos, ya que incluía el Sahara Occidental como parte de su territorio. Tal y como explicitaba la sentencia, el Sáhara Occidental no se encuentra bajo soberanía marroquí. Desgraciadamente, un nuevo acuerdo en los mismos términos fue firmado en 2019 con el apoyo entusiasta de los eurodiputados y eurodiputadas del PSOE y del PP.

Desenlace

Y así, decepción y engaño tras decepción y engaño, el pueblo saharaui no ha consentido la última traición. La agresión marroquí a los manifestantes saharauis que protestaban pacíficamente por la apertura del paso ilegal de Guerguerat, violando los acuerdos establecidos en el Plan de Arreglo, ha sido la gota que ha colmado el vaso.

La agresión marroquí y la inoperancia de la comunidad internacional han empujado al pueblo saharaui “al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”, tal y como establece el preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. La celebración de un referéndum de autodeterminación que permita la libre expresión del pueblo saharaui y la decisión sobre su futuro como nación, es inaplazable y urgente para dar una salida justa a este interminable conflicto y evitar un sufrimiento mayor.

Sea como sea, el último té, que en la tradición saharaui representa la dulzura de la muerte, será tomado en las playas de un Sáhara Occidental liberado y en paz.

¡Sáhara libre!

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

1 Trackback / Pingback

  1. La Red CIAPS exige al Gobierno acciones que garanticen una solución justa y duradera para el Sáhara Occidental | DS

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*