Imagenes que recorren los cien años de historia de Save the Children

Save the Children

el DiarioSolidario

Save the Children ha inaugurado en el paseo del Arenal de Bilbao “La infancia marca. Cien años defendiendo los derechos de los niños y las niñas”, que recopila una serie de imágenes y fotografías históricas y actuales de su trabajo en defensa de la infancia en países como Etiopía, Grecia, Líbano, México, Myanmar, Sierra Leona, Somalia, Yemen o España, entre otros.

“La infancia marca” se podrá visitar de forma gratuita  en el paseo del Arenal de Bilbao desde el viernes 10 hasta el 20 de enero, frente a la Pérgola. Posteriormente la muestra se traslada a la Herriko Plaza de Barakaldo donde estará visible desde el 31 de enero y hasta el 10 de febrero. Del mismo modo, la exposición recalará en Barcelona.

“Desde Save the Children hemos volcado toda nuestra ilusión en crear esta muestra, que recoge una pequeña parte de nuestra larga historia. Con ella queremos dar a conocer cuál ha sido el papel de la organización en la historia del último siglo, así como animar a los que la visiten a reflexionar sobre las amenazas que los niños y las niñas sufren en nuestros días”, ha explicado la directora de Save the Children en Euskadi, Charo Arranz.

“La infancia marca. Cien años defendiendo los derechos de los niños y niñas”

En la década de los años 50, los socios en Reino Unido de la organización recibían la revista The World’s Children, con actualizaciones sobre el trabajo en defensa de los derechos de la infancia, artículos de corte social, dibujos animados y fotografías. El documento estuvo en circulación hasta principios del siglo XXI.©Archivo histórico Save the Children
En septiembre de 2008 la desnutrición afecto gravemente a los pequeños de Etiopía. La crisis alimentaria fue provocada por una larga sequía, que diezmó los cultivos y el ganado. Los precios de los alimentos aumentaron un 650%. Además de alimentos, la organización también apoyó en esta crisis a las familias para que pudiesen volver a cultivar y se volcó en garantizar el derecho a la educación.© Karin Beate Nsterud / Save the Childrenrr© Karin Beate Nsterud/ Save the Children Handout.
Saja teníaa 11 años en 2015 y vivía en un campo de desplazados en Iraq para personas refugiadas. La familia de Saja sufrió bombardeos en su aldea durante seis meses por parte de grupos armados. Cuando la escuela se convirtió en un objetivo de guerra, los padres de Saja tuvieron que huir junto a su hija y otros familiares. En el campamento, Saja ha recibido apoyo psicológico por parte del equipo de Save the Children. La organización atiende con sus Espacios Seguros para la Infancia a los niños y niñas víctimas del conflicto.r© CJ Clarke/ Save the Children.
Amina, una mujer siria de 38 añoos, en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla con sus hijos y sobrinos en 2015.Amina huyó de su país para salvar la vida de sus hijos. Cuando llegó a España, ella y su familia recibieron atención psicológica. La organización trabaja en Melilla con programas de atención a la infancia migrante.r© Save the Children Handout/PEDRO ARMESTRE.
En España, más de una cuarta parte de los niños y niñas están en riesgo de pobreza y exclusión social:su salud, educación y bienestar general se ven afectadas de manera irremediable si no se actúa con celeridad. La organización atiende desde hace más de 20 años a familias de Madrid, Andalucía, Cataluña, País Vasco, Castilla La Mancha y Comunidad Valenciana.r© Mingo Venero / / Save the Children Handout.
Sahra Dajrir, de 30 años, vive con sus cinco hijos en una tienda de campaña en el desierto de Somalia en el campamento de Hoodo. En julio de 2017 una fuerte sequía azotó Etiopía, el país de Sahra, y ella tuvo que huir junto a su familia en busca de alimentos. Tres de sus pequeños murieron durante la larga travesía por el desierto. Save the Children trabaja en Somalia transportando agua a las comunidades más vulnerables, repartiendo alimentos y estableciendo equipos móviles de salud.r © Pedro Armestre/ Save the Children Handout.
Durante el año 2018, una de cada diez personas que cruzaron el Estrecho eran menores o adolescente. La organización trabaja en Algeciras y Almería con un equipo especializado en protección y mediación intercultural, para asegurar que se cumplen los derechos de los menores migrantes y de que reciben una atención adecuada. Asimismo, también realiza un trabajo de incidencia y sensibilización sobre las necesidades que tiene la infancia migrante en España.r©Andre?s Carrasco / Save the Children Handout.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info

Se el primero en comentar

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*